bk-page.jpg

La Educación

La Educación

1. Ante los retos del COVID-19, es necesario que se implemente de manera inmediata un sistema de trabajo que pueda garantizar el retorno seguro y saludable de nuestros hijos e hijas a la escuela a la brevedad posible.

2. Se necesita trabajar con intensidad en la implementación de medidas rápidas y contundentes para habilitar los planteles escolares con todos los materiales de seguridad en planta física y adaptaciones para proteger sobre el COVID-19.

3. El sistema educativo público en Puerto Rico debe estar fundamentado en la política pública donde los padres sean los primeros educadores de sus hijos y que el estado provea un sistema de educación gratuita. El Estado nunca podrá sustituir la labor de los padres o de la familia. 

4. Legislaremos para reforzar el derecho fundamental que tienen los padres para criar a sus hijos conforme a su fe, a sus creencias y valores, así como su participación plena y directa en los procesos de tomas de decisiones en relación con el contenido, manera y momento se les enseña a los niños dentro del programa de Educación Pública.

5. Se le proveerá a los padres la capacidad para que requieran a las escuelas que sus hijos sean eximidos de participar de procesos educativos o extracurriculares con los que los padres no estén de acuerdo por razón de conciencia.

6. Bajo nuestra administración el sistema Educativo de Puerto Rico será uno libre de ideología de género.

7. Se implementará una política pública educativa amplia y diversa, en la que sistemas educativos como el Montessori, así como el “Home Schooling”, las Iglesias Escuelas, las Cooperativas Educativas y otros tipos de educación sean fomentados y se le brinde la mayor protección posible al amparo de las leyes.  

8. Se implementará una política pública en donde los padres tengan primacía para poder elegir la escuela en la que estudiaran sus hijos y donde los vales educativos sean un recurso en las manos de las familias para educar a sus hijos.

9. Se fomentará el que se implementen medidas de administración para eliminar la burocracia del sistema educativo público y concentrar el eje central de la educación más cercano a la comunidad, en donde el Director de Escuela juegue un rol central en la dirección del plantel escolar, incluyendo las relaciones con la comunidad, los padres y/o encargados, así como en la supervisión y toma de decisiones de personal e implementación del currículo escolar.

10. Se implementará dentro del currículo escolar la enseñanza de valores esenciales para una sociedad justa y democrática en donde la dignidad del ser humano, la integridad de la vida, así como el respeto muto, el amor al trabajo, la igualdad de oportunidades, el servicio comunitario, el sacrificio, la libertad de conciencia, expresión y religión, así como la no discriminación por razones proscritas en ley sean enseñados como los fundamentos de una sociedad justa.

11. Estableceremos alianzas con las Organizaciones Sin Fines de Lucro y base de fe para la creación y/o el fortalecimiento de programas que vayan dirigidos a atender las necesidades inmediatas de las familias.  Estos programas deben de surgir, principalmente, como una iniciativa de las propias comunidades y/o de las instituciones sin fines de lucro que les sirven en coordinación con los directores de las escuelas para atender directamente los problemas del entorno intra familiar.

12. La escuela, a través de su director, trabajador social y psicólogo debe formar un grupo de trabajo con las organizaciones de base de fe y comunitarias de manera que no se quede ni una familia, de los niños de la comunidad a la que le sirven, sin ser atendida en sus necesidades más básicas.

13. Haremos de la escuela un centro comunitario de coordinación de servicios a las familias de la comunidad a la que sirven.

14. Apoyaremos programas que provengan de instituciones sin fines de lucro de servicio comunitario y base de fe que vayan dirigidos a orientar y a aconsejar a los jóvenes sobre las bondades de la planificación familiar, los beneficios del matrimonio, la necesidad de prepararse para el mismo y brindar programas de educación y prevención de embarazos no deseados.

15. Fortaleceremos el programa de Escuelas Vocacionales, a todos los niveles, incluyendo ofertas para adultos-mayores, de manera que cualquier persona en Puerto Rico pueda optar por aprender una vocación técnica práctica que le ayude en la diversificación de sus capacidades de emprendimiento.

16. La Universidad de Puerto Rico es un activo de nuestra sociedad que ha servido como instrumento de movilidad social y académica para muchas generaciones en Puerto Rico.  No obstante, así como el resto de nuestras instituciones, la Universidad de Puerto Rico ha sentido los efectos directos de la politización de sus procesos y del estancamiento económico que sufre Puerto Rico. Mi administración le requerirá a la Universidad de Puerto Rico el establecimiento de un plan de desarrollo hacia el futuro en donde el norte sea la creación libre de ideas y proyectos educativos, científicos e intelectuales, verdaderamente diversos y no monopolizada por ideologías específicas.  Fomentaremos que la universidad emplee, a base del mérito, catedráticos de todas las vertientes del pensamiento de manera tal que el proyecto universitario sea uno realmente diverso, en donde la discusión y el enfrentamiento de ideas en el respeto de la academia forje a nuestras generaciones futuras. Este proyecto debe surgir de una discusión consensuada, donde participen, no solo la administración, catedráticos, profesores, empleados, estudiantes e inclusive el sector empresarial y de egresados de la universidad.

17. Fomentaremos a su vez, el establecimiento y fortalecimiento de los sistemas educativos post secundarios en la Isla, de manera que Puerto Rico pueda ser un centro del quehacer intelectual, aprovechando nuestro entorno para desarrollar la industria del conocimiento a través de la internet. Puerto Rico puede convertirse en la plataforma de transmisión del conocimiento intelectual al mundo entero.

18. Presentación de la Universidad de Puerto Rico como activo educativo a ser promovido fuera de Puerto Rico. Se considerará desarrollar acuerdos con entidades educativas de los Estados Unidos de América e internacionalmente al respecto.

19. Fomentaremos en todos los niveles educativos, de la inclusión de nuestros adultos mayores en los programas educativos de Puerto Rico, ya sea como estudiantes, asesores, profesores, empleados o voluntarios.

Por un Puerto Rico Digno, Vota Proyecto Dignidad 2020

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube

© 2020 Proyecto Dignidad. Todos Los Derechos Reservados.