bk-page.jpg

Declaración de Principios

I

Declaramos que nuestro Proyecto está fundamentado en nuestra confianza en el Dios todo Poderoso quien es la fuente de la dignidad y quien la imparte a todo ser humano.

II

Declaramos que, a la luz de la dignidad de todos los seres humanos, de nuestra responsabilidad ante Dios y ante los puertorriqueños, pondremos nuestro mayor esfuerzo y el mejor talento para edificar un Puerto Rico en donde sus habitantes puedan prosperar en todos los ámbitos de la existencia: esto es espiritual, social, económica y políticamente. 

III

Declaramos que, con la mejor buena fe, humildad, verticalidad, amor al trabajo, sacrificio, transparencia y honradez laboraremos en la búsqueda de soluciones para beneficio de todos los puertorriqueños y los que conviven en nuestra sociedad.

IV

Declaramos que nuestro camino será el razonamiento, el debate y la persuasión.  Buscaremos siempre la mejor idea fundamentando el análisis de los asuntos a discutirse con criterios objetivos y razonables.  No se tolerará la persecución ni discrimen contra persona alguna por sus ideas políticas, religiosas, color, sexo, discapacidad física o mental u origen nacional.

V

Declaramos que promovemos y establecemos como prioridades, la familia, la vida desde la fecundación hasta su terminación natural, los niños y los ancianos, la libertad de conciencia y libertad religiosa más amplia, la educación, la salud, la seguridad, la calidad de vida, la protección de los recursos naturales, los servicios públicos al ciudadano, el desarrollo de nuestra sociedad e individuos, nuestra expresión artística, el estudio de nuestra historia y cultura.  De estos, declaramos que estableceríamos como servicios esenciales para nuestro pueblo la salud, la seguridad y la educación en todos sus niveles libre de ideología de género.

VI

Declaramos nuestro profundo respeto por las instituciones democráticas y nuestro compromiso con la adecuada y honrada utilización de los fondos públicos.  Nada haremos para menoscabar, malograr o mal obrar con los fondos públicos o con las instituciones democráticas.

VII

Declaramos que combatiremos toda clase de acto que atente contra los principios de la más sana administración pública; tales como la corrupción, el nepotismo y el favoritismo partidista, comprometiéndonos a asumir la responsabilidad de que todos aquellos que le sirven al pueblo respondan legalmente por sus actos de traición al servicio público.

VIII

Declaramos nuestra convicción de que la democracia puertorriqueña debe evolucionar hacia una mayor participación civil.  Para lograrlo utilizaremos los mecanismos electorales, los de publicidad, así como cualquier tecnología que facilite la participación directa de los ciudadanos en la gestión pública.  

IX

Declaramos que promoveremos que se audite la deuda pública de Puerto Rico y que a nuestras generaciones futuras solo se le imponga el pago justo, real y legal. Deuda ilegalmente emitida o irresponsablemente asumida, no debe ser impuesta a generaciones futuras injustamente.  Así, todo acuerdo de pago de deuda debe asegurar con números reales y constatables que el pueblo de Puerto Rico será capaz de pagarla en el futuro sin condenar a sus habitantes a la pobreza y coartar la capacidad de desarrollo económico real.

X

Declaramos que este Partido no adelantará como institución ninguna alternativa de relación política-jurídica con los Estados Unidos. Reconocemos como indigno el que personas que los ciudadanos de Puerto Rico no han elegido democráticamente ejerzan poder político en la Isla. Así fomentaremos que la relación política-jurídica con los Estados Unidos sea resuelta en el momento que mejor beneficie al pueblo de Puerto Rico.  Llegado ese momento, cada miembro podrá atender ese asunto, en su carácter personal, según su conciencia.

XI

Declaramos que el Proyecto es una institución civil, fundamentada su visión en valores cristianos que le han servido a las sociedades desarrolladas por siglos, donde cabe toda persona que esté de acuerdo con los principios aquí declarados.

XII

Declaramos que la presente Declaración de Principios no podrá ser enmendada durante sus primeros diez (10) años de vigencia, y luego del paso de dicho término su enmienda requerirá el voto de 2/3 partes de todos los Miembros Bona Fide del Proyecto Dignidad en Asamblea Extraordinaria citada exclusivamente para el propósito de discutir la posibilidad de enmendar esta Declaración de Principios.  La agenda de dicha Asamblea Extraordinaria deberá ser notificada en conjunto con su convocatoria, e incluirá fecha, lugar, hora de celebración, el texto que desea enmendarse y el texto propuesto.  El incumplimiento con los requisitos anteriores hará nula cualquier determinación tomada en dicha Asamblea Extraordinaria.  Por último, la Asamblea Extraordinaria antes descrita no podrá enmendar la presente cláusula de enmiendas a la Declaración de Principios.

XIII

Declaramos que cada miembro bona fide de este Proyecto, y el mismo como institución, cumplirá con los principios aquí declarados. Así nos ayude Dios.  

Por un Puerto Rico Digno, Vota Proyecto Dignidad 2020

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube

© 2020 Proyecto Dignidad. Todos Los Derechos Reservados.