bk-page.jpg

La Transformacion Agricola

La Transformacion Agricola

El crecimiento de la economía colaborativa ha sufrido una pausa a causa de la pandemia del COVID.  No obstante, este desarrollo continuará su crecimiento - porque este fenómeno no se restringe a actividades de contacto directo de personas.  Si bien un chofer UBER hoy no tiene clientes, sorprendentemente el alquiler Air B&B ya está repuntando, puesto que luego de una pausa a causa del COVID, la gente está prefiriendo alojarse fuera de los hoteles tradicionales. ¿Qué significa todo esto? Sencillo. Se trata de permitir a las personas generar ingreso con activos o destrezas que tienen disponible y no usan. Tomemos un simple ejemplo dentro del Plan Agrícola que podrá ayudar al agricultor, y es el desarrollo de aplicaciones para celulares que permitan agregar frutos. Por ejemplo, asumamos que un agricultor tiene un árbol de pana en su finca. La aplicación le diría donde llevar las panas para venderlas, y el precio por libra que le pagarían. De la misma forma podríamos hablar de otros frutos y hasta productos que hoy no se rentabilizan bien en PR.  De esa forma podríamos aumentar la producción Agrícola y los agricultores, y personas que no son agricultores, podrían generar un ingreso. Esto es solo una de las tantas ideas que tiene el Partido Proyecto Dignidad como forma de usar la Economía Colaborativa.

        Nuestro Partido Proyecto Dignidad está comprometido con el agricultor puertorriqueño, para ayudarlo a levantarse, para solidificar sus finanzas y darle una esperanza de una libertad financiera que le ayude a sostener su familia. Razón por la que trabajaremos arduamente con las siguientes propuestas:

  1. Implementaremos legislación para la liberalización y modernización del funcionamiento de los mercados agrícolas en Puerto Rico.

    1. Integraremos nuevas tecnologías (incluyendo “blockchain”) para entrelazar las múltiples bases de datos, agregarlas y permitir la publicación de precios actualizados de compra y venta por renglón de producción que permita a los agricultores y distribuidores la toma de decisiones.

    2. Formaremos equipos gestores, compuesto por recursos humanos municipales, estatales y de universidades para aliviar al agricultor de la obtención y renovación de permisos.

    3. Identificaremos y mitigaremos las debilidades en la cadena de valor: agricultor, agregador-procesador, distribuidor y detallista mediante un esfuerzo conjunto de los actores principales en la misma.

    4. Integraremos la actividad de economía participativa para permitir que se agregue la producción de pequeños productores a la cadena de suministros y aumentar el ingreso producido por huertos caseros.

  2. Mejoraremos la productividad de las inversiones y adopción de enfoques participativos en la agricultura.

    1. Apoyada por nuevas alianzas entre asociaciones multisectoriales, interdisciplinarias, el gobierno y el sector privado.

    2. Procurando de cada Municipio de la ruralía, la identificación de los activos disponibles de la propiedad estatal, tales como edificios industriales no usados, tierras de propiedad del estado o fincas baldías para iniciar el proceso legal correspondiente que permita integrarlos a la producción agrícola.

    3. Identificando empresas líderes en producción y suplementando esa producción por vía de alianzas público-privadas y nuevas cooperativas de agricultores.

    4. Procurando activamente la tenencia por capital institucional de fincas.

    5. Integrando nuevas técnicas de agricultura como las de ambiente controlado o AgTechs, por ejemplo, "In City Farms", "Local Grown Salads", idóneos para reutilizar estructuras como por ejemplo las de PRIDCO que estén en desuso.

    6. Integrando al Departamento de Educación y la Universidad de PR al apoyo de desarrollo de nuevos empresarios agrícolas.

    7. Integrando al Departamento de Corrección un programa de educación correccional ampliado en agricultura.

    8. Procurando el apoyo de capital al desarrollo de la actividad agrícola tradicional por empresas de agricultura biotecnológicas que operan en Puerto Rico.

  3. Reformularemos las políticas actuales alejándolas del régimen basado en subvenciones, para invertir en la construcción de una plataforma sólida para un sector agrícola altamente productivo, diversificado, y un crecimiento agrícola más rápido pero sostenible.

    1. Reorientando el gasto público de los subsidios hacia una mayor productividad.

    2. Dando prioridad a la inversión pública en la infraestructura orientada a reducir costos de producción, como por ejemplo en reservas de agua, energía a menor costo, y procurando la construcción de vivienda digna a bajo costo para trabajadores agrícolas. 

  4. Apoyaremos a los trabajadores de la agricultura eximiendo de contribución sobre ingresos (aunque no de radicación) a todo empleado que trabaje por un jornal de salario mínimo Federal.

  5. Proponemos como objetivo un crecimiento del 50% de renglón de la producción agrícola total en Puerto Rico (de un nivel de $570 Millones a $855 Millones) en un periodo no mayor de 5 años.   

  6. Implementaremos sistemas de voluntariado y/o empresarismo comunitario para todas las edades, con énfasis en el adulto mayor a través de programas de terapia hortícola y agricultura ergonómica.

  7. Honraremos el Plan de Uso de Terrenos de 2015 que designa bosques protegidos (muy necesarios para sostener la fertilidad de los suelos) y más de 600 mil cuerdas para la agricultura.

  8. Dirigiremos el uso de fondos Título I (fondos para charlas para padres) enfocadas en la sana nutrición, huertos caseros, programas como “cocina con tus hijos”, desarrollo de agroempresas familiares.

  9. Utilizaremos los fondos disponibles de Título II (para ofrecer talleres de capacitación a maestros, del sector público como privado), sobre cómo fomentar la sana nutrición al estudiantado, integrando temas transversales en las materias principales. Estas últimas dos medidas, fomentarán el consumo de la producción local.

  10. Utilizaremos los indicadores de la USDA, para determinar el éxito empresarial de la agroindustria, balanceando la rentabilidad con la seguridad alimentaria del país.

  11. Designaremos una oficina que se dedique exclusivamente a identificar y satisfacer las necesidades de la agroindustria con las ayudas federales disponibles.

  12. Implementaremos una política pública dirigida a los agro empresarios que les permita decidir qué sembrar, cómo sembrarlo y a realizar proyecciones apoyadas por el gobierno para garantizar la seguridad alimentaria de la isla.

  13. Continuaremos con la tendencia de darle prioridad al producto local en cuanto al mercadeo y precios al detal.

  14. Facilitaremos el desarrollo de centros de acopio privados y por cooperativas para ayudar al agricultor a abaratar costos, y por ende, precios de reventa.

Por un Puerto Rico Digno, Vota Proyecto Dignidad 2020

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube

© 2020 Proyecto Dignidad. Todos Los Derechos Reservados.